Datos y tecnología: ¿Qué me está pasando? Por José Manuel Farré, director financiero de GantaBI

JM_farre-768x513

Datos y tecnología: ¿Qué me está pasando? Por José Manuel Farré, director financiero de GantaBI

Big Data, Data Wrangling, Inteligencia Artificial, Machine Learning o Deep Learning son palabras tecnológicas cuyo significado puede ser que no nos digan mucho. La mayoría de las veces solo nos sirven para alertarnos de que algo está cambiando en el mundo, y en consecuencia también algo debe cambiar en la forma de gestionar nuestras empresas.

Sin embargo, cada una de esas palabras son mucho más que una referencia a la digitalización global. Cada una de ellas remite a procesos de gestión de datos que tienen resultados tangibles y concretos para el día a día de un negocio. Son conceptos que deben manejarse en toda empresa que busque hacerse cada vez más fuerte, solvente y competitiva para subsistir en mercados donde las ventanas de oportunidad, los océanos azules, son cada vez más pequeños y tienen una duración menor.

Uno de los impedimentos más comunes en dar el salto hacia el mundo del Dato son nuestras propias creencias en que estas tecnologías no están pensadas para nosotros. Que son formas de gestión para empresas más grandes o de otros verticales. Pero es crucial darnos cuenta de que el fin de una empresa siempre es el mismo, sea grande o pequeña, pertenezca a nuestro sector u otro y no es otro que ser rentable y cuanto más mejor. Es para eso que debemos dejar de ver al Business Intelligence como un término tecnológico ajeno a nuestras empresas y empezar a entenderlo como una herramienta que nos dará el conocimiento necesario para mejorar nuestros negocios.

Por eso debemos estar atentos a las señales que nos indican que nuestra empresa está lista para empezar a usar el Business Intelligence:
#1 Sigues Usando Excel. Excel no está diseñado para gestionar los grandes volúmenes de datos que genera una
empresa cuando va creciendo. Es de esperar que mientras más crece tu negocio, más difícil se hace mantener todos tus datos de una manera organizada y eficaz utilizando solo hojas de Excel ya que los datos no siempre están estructurados.
#2 Tienes Muchos Datos Pero Poca Información. Tener muchos datos guardados no es equivalente a tener mucha información. Para extraer el valor de los datos no basta solo con acumularlos. Hay que gestionarlos, tratarlos, y analizarlos.
#3 Tienes Silos de Información. La información más importante de tu empresa solo está al alcance de unos cuantos. Para acceder a la información que necesitas para tomar decisiones tienes que esperar por terceros.
#4 Tu toma de decisiones es lenta. Profesionalmente, una persona podrá tomar mejores decisiones para el bien de la empresa mientras más conocimientos tenga. Lo normal hasta ahora es que las empresas tengan dificultades cuando se trata de tener información accesible sobre su gestión o sector, bien sea por tener procesos complicados para guardar la información o porque tienen tantos datos que no han podido gestionarlos eficazmente. Cualquiera que sea la razón, el resultado es que la toma de decisiones se torna lenta o termina basándose en información inexacta.
Lo que buscamos con el Business Intelligence no es crear más tecnología y términos confusos, sino aprovechar la era del dato para crear cada vez más herramientas que permitan gestionar nuestras empresas con un solo click.

NOTICIA ORIGINAL:

Datos y tecnología: ¿Qué me está pasando? Por José Manuel Farré, director financiero de GantaBI

Ir arriba