El cambio cultural es la asignatura pendiente en el proceso de digitalización en la logística y el transporte

mesa-redonda-digitalizacion-oct-19-1-e1571241381306

El cambio cultural es la asignatura pendiente en el proceso de digitalización en la logística y el transporte

La tecnología no es el principal obstáculo para que la digitalización se extienda en el sector logístico y de transporte, sino las propias personas que suelen ser reacias a un cambio cultural tan fuerte del que no saben ver sus ventajas.

La incorporación incesante de nuevas tecnologías que se vive desde hace algo más de dos décadas ha instalado a las sociedades actuales en una vorágine de cambio que impide adaptarse a esta nueva realidad mutante.

Esta situación implica, como se ha afirmado en la Mesa Redonda sobre el papel de la tecnología en las relaciones entre cargadores y transportistas, organizada por Cadena de Suministro esta misma semana en Madrid, un cambio cultural de gran calado que permita vencer la resistencia al cambio existente en algunos ámbitos y alcanzar todos los eslabones del ecosistema logístico.

En el encuentro han participado Pedro Tierno, director del Área Centro de DB Schenker, Manuel Yagüe, director ejecutivo y responsable de la línea de Transformación en las Operaciones de Everis, Alberto García de Castro, director Comercial y de Desarrollo de Negocio de ID Logistics, Miriam Lázaro, directora de MAN DigitalServices & RIO, Julio de Pazos, director de Negocio de Taisa Logistics, y Dolores Ruiz, directora de la Unidad de Negocio de Logística de Tiba, así como Ricardo Ochoa de Aspuru, director de Cadena de Suministro, como moderador del acto.

Partiendo de la base de que el proceso de digitalización en el transporte afecta a las personas, a los procesos y a las estrategias de las empresas, el debate ha girado en torno a la necesidad de superar el hecho de que la transformación digital se está haciendo por nichos de actividad logística, para afrontar un proceso integral que se extienda a todos los eslabones de la cadena, con el convencimiento de que sus beneficios deben extenderse también a los actores más pequeños del ámbito logístico y de transporte, en un sector especialmente atomizado.

Sin embargo, para que este cambio tan drástico que se propone triunfe es necesario que se haga a través de modelos de integración y colaboración, algo que requiere confianza para compartir los datos a través de la cadena y un cierto nivel de estandarización que permita la transmisión de la información que viaja asociada a la mercancía a lo largo del ecosistema logístico.

Así mismo, para que la digitalización llegue a todos los eslabones se hace necesario dar a conocer las ventajas que puede aportar incluso en las empresas de menor tamaño, con el fin de pasar de sistemas centrados en conocer el estado real de la mercancía y su posición en tiempo real a modelos predictivos más avanzados, que permitan hacer frente a cualquier contingencia y planificar recursos, algo de especial valor en escenarios volátiles como los actuales.

NOTICIA ORIGINAL:

El cambio cultural es la asignatura pendiente en el proceso de digitalización en la logística y el transporte

Ir arriba