Industria 4.0: una nueva era para la logística

banner-neovia-difference 02.12.2019

Industria 4.0: una nueva era para la logística

El mundo está cambiando vertiginosamente en este nuevo siglo. No van a quedar aquellos consumidores pasivos que compraban lo que las empresas y sus campañas de marketing y comunicación decidían, ahora que tenemos clientes digitales; usuarios empoderados que quieren estar constantemente conectados con información ininterrumpida, con inmediatez de respuesta, con total flexibilidad ante cambios no previstos, con una atención personalizada, con productos/servicios a medida de sus necesidades para elegir, abierto a nuevas experiencias creativas de compra o uso.

Algunos aún se resisten a pensar que esto no es así y creen que es una moda pasajera. Pues no, esto es un hecho y vino para quedarse. Para bien o para mal, el consumidor es un ente digital muy poderoso que puede hundir a la más poderosa de las marcas o elevar a lo más alto aquella pequeña firma que está en un pequeño taller de Dios sabe dónde.

La globalización mundial y las tecnologías de la información y telecomunicaciones crearon al usuario digital y lo que se conoce como transformación digital de la sociedad.

La logística no es ni mucho menos una disciplina a la que ha impactado poco esta nueva era informática, sino todo lo contrario. Hemos pasado de la mera distribución física basada en el transporte y almacenamiento de productos (años 50) a la gestión de la cadena de suministro (SCM): completamente digitalizada, conectada online/tiempo real, automatizada e inteligente/autónoma. Una cadena de suministro fiable, flexible y sostenible para dar respuesta a ese usuario empoderado.

Es más, actualmente en las empresas industriales la logística es una actividad completamente transversal y core. Los márgenes del negocio se reflejan en las ineficiencias que tenga tu logística, pues las compras ya están optimizadas con departamentos especialistas en comprar al mejor precio y mayor calidad; la producción también está optimizada mediante todo tipo de técnicas de gestión; y la administración y actividades indirectas, por ejemplo mediante estrategias de outsourcing, también están optimizadas. Por tanto, y sobre todo en la pyme, es precisamente la logística la que permite a un modelo de negocio ser rentable o no. De ahí que hablemos de gestión de cadena de suministro, desde la red de tus proveedores que te aprovisionan materiales y servicios a la red de distribución a los puntos de venta o consumo.

En la era digital, en esta nueva logística no se pueden separar los flujos físicos de los lógicos (información). En la tercera revolución industrial, la que estamos abandonando, los sistemas de información eran actividades de soporte (cadena de valor de porter), herramientas que ayudaban a gestionar más eficientemente el throughput de la fábrica.

Hoy en día, para el consumidor es tan importante disponer del producto en 24 horas en su casa como saber que esto será 100% así cuando decida su compra por internet. Le resulta tan importante pagar por un precio ajustado como saber que está disponible el producto conociendo el stock de forma online.

Por tanto, las empresas ya no solo mercadean con productos o prestan servicios, sino que estos llevan inherentes información digital continuamente actualizada. Lo que es la ficha digital del producto.

“Aquellas empresas, sean del sector que sean y estén en el eslabón de la cadena que estén, que obvien lo que está ocurriendo en la logística y la transformación digital están en la antesala de su agonía y defunción”

Sin obviar que, aunque esto va de innovación y tecnologías, la clave va a ser la formación de las personas. La digitalización de los entornos logísticos tendrá como consecuencia la demanda de nuevos perfiles profesionales que, además de tener conocimiento sobre el funcionamiento de las operaciones, deberán ser capaces de analizar e interpretar grandes cantidades de datos procedentes de las máquinas y los procesos.

Es por todo ello que la logística en el ámbito industrial, tal y como la conocíamos, se está reinventando hacia esa nueva logística, gracias a las tecnologías disruptivas de la industria 4.0.

No habrá empresa industrial de referencia que no posea como un gran tesoro en su core business una logística eficiente altamente automatizada e informatizada y un personal altamente capacitado y comprometido.

Y aquellas empresas, sean del sector que sean y estén en el eslabón de la cadena que estén, que obvien lo que está ocurriendo en la logística y la transformación digital están en la antesala de su agonía y defunción, pues dejarán de aportar valor alguno siendo un intermediario completamente prescindible en esa cadena de suministro conectada e integrada.

NOTICIA ORIGINAL:

Industria 4.0: una nueva era para la logística

Ir arriba