Existe un consenso generalizado en el transporte internacional sobre los beneficios que puede aportar un mayor grado de digitalización en el panorama que dibuja la crisis sanitaria, con restricciones en los pasos fronterizos que dificultan el movimiento de mercancías entre países.

Según los cálculos de la IRU, la introducción de medidas restrictivas ha ralentizado el transporte en todo el mundo, con interrupciones que han provocado pérdidas de facturación de 22.000 millones de euros para las empresas de transporte de mercancías en Europa y Asia.

En este marco, la organización internacional estima que los servicios de transporte comercial por carretera son fundamentales para impulsar la recuperación económica y social y reclama herramientas digitales para facilitar el flujo de mercancías a través de las fronteras y permitir el intercambio de información de forma electrónica, sin contacto físico.

En concreto, IRU señala que el eTIR es una de estas herramientas, especialmente tras el gran progreso que se ha dado a escala internacional en la implementación de proyectos piloto eTIR

De igual modo, para la institución, el e-CMR es otra herramienta vital para facilitar el transporte internacional por carretera, ya que reduce en hasta cuatro veces los costes burocráticos del transporte, al tiempo que agiliza y da más seguridad al intercambio de información en las expediciones.

NOTICIA ORIGINAL:

La crisis sanitaria evidencia la escasa digitalización en el transporte internacional