Un reciente estudio elaborado por Geodis y Accenture confirma que la pandemia ha acelerado en gran medida el crecimiento del comercio on-line, hasta el punto que las principales empresas del planeta estiman que el comercio electrónico representará casi la mitad de sus ventas a final de año.

Según el trabajo, durante el confinamiento, el 65% de las ventas se realizaron a través del canal on-line. Con más detalle, un 38% se dirigió a través de marketplaces, mientras que el otro 27% se canalizó en las tiendas propias online de las marcas.

Logística, ¿palanca o freno?

Por otra parte, un 52% de las empresas creen que su potencial de comercio electrónico está limitado por sus capacidades logísticas.

Muchas de ellas utilizan los marketplaces como una única tienda para vender sus productos on-line, algo que, a la vez, les permite compensar la falta de recursos e infraestructuras logísticas

En este sentido, un 59% de las empresas europeas utilizan marketplaces para vender on-line, mientras que en los Estados Unidos este dato es del 46%.

Sin embargo, la mayoría de las marcas encuestadas creen que el exceso de dependencia de los marketplaces no es sostenible y desean dar más peso a sus propios canales de comercio electrónico.

Así pues, un 64% de todas ellas tienen entre sus dos prioridades más importantes la posibilidad de reducir su dependencia de los marketplaces para los próximos seis meses.

De igual manera, en un plazo de tres años, el 76% de las empresas estadounidenses y el 5 % de las  europeas encuestadas desean vender directamente a los consumidores a través de sus propios sitios web, con el objetivo de conseguir el 20% de sus ventas totales de esta manera.

Experiencia de cliente y visibilidad

Para conseguirlo, un 76% de las empresas encuestadas afirma que mejorar la experiencia de compra es su mayor desafío a largo plazo, lo que implica garantizar un mejor proceso electrónico, una gama de opciones de entrega flexibles, un seguimiento más práctico y devoluciones sencillas.

Actualmente, el 25% de las empresas europeas ofrecen envíos en plazos de dos a tres días a niveles nacionales, mientras que un 57% planea hacerlo en un plazo de tres años.

Al mismo tiempo, las compañías han trabajado para flexibilizar los envíos y simplificar las devoluciones, aunque solo un 16% de las empresas encuestadas cuentan con indicadores clave de rendimiento en tiempo real para su cadena de suministro

Como consecuencia, existe una necesidad de contar visibilidad del inventario de la cadena de suministro en tiempo real, un factor esencial para garantizar la disponibilidad de los productos, ofrecer una variedad de opciones de envío e informar al cliente del estado del envío del producto, así como optimizar el coste logístico de cada pedido desde una perspectiva omnicanal con la que y mantener un inventario en tiempo real, optimizar el stock, gestionar el transporte y organizar los pedidos mientras se gestionan una variedad de procesos e interlocutores

Para conseguir todos estos objetivos, es fundamental ahondar en la integración de las tiendas con las redes de comercio electrónico para servir como centros de procesamiento de pedidos, puntos de recogida, instalaciones de envío y centros de ejecución, de tal manera que el inventario esté más cerca del cliente final, sin importar dónde se encuentre, para garantizar la agilidad y la disponibilidad.

NOTICIA ORIGINAL:

La logística omnicanal, herramienta crucial para la evolución del canal on-line